Mi mejor amiga

Al principio no me gustaba mencionarte ni pensarte, hoy he aprendido a manejarte y quererte. Por eso te doy las gracias por llegar a mi vida no hace mucho tiempo, por hacerme sentir cosas que no cualquier persona seria capaz de manejar y por dejarme ver detrás de cada máscara andante que se cruza en mi camino.

Gracias, por paralizar mi cuerpo cada tanto y hacerme sentir más pequeña que una hormiga, por llevarme al hospital varías veces y dejarme probar los ansiolíticos;  por ayudarme a ser más fuerte y a la vez más débil, por enseñarme que no tengo que hacerme responsable de cosas ajenas ni hacerme la fuerte todo el tiempo por todas las personas.

Gracias, por estar a mi lado ya desde hace siete meses y no dejarme ni en mis sueños, por cada vez que tuve que ponerme oxígeno y por el miedo que me daba irme a dormir; gracias por cada pesadilla que me hace correr a la cama de mis papas en la noche y por acercarme más a ellos, ya los extrañaba.

Gracias por hacerme perder a mi mejor amigo, pero también por devolverlo; por darme valor para pedir ayuda y soltar toda la carga y rencor que tenía dentro de mi, por enseñarme a perdonar y dejar ir.

Gracias, porque sin ti no tendría mi onceavo tatuaje, que me recuerda que tengo que dejar de preocuparme y ser una guerrera. Gracias por acercarme a las personas que me rodean, por enseñarme a expresar lo que siento y ser más cariñosa aunque muchas veces las personas piensen que eso es una debilidad.

Gracias, por hacerme dependiente de las personas y por cada llamada que he tenido que hacer para que vayan a buscarme, sin ti seguramente seguiría sin aprenderme varios números telefónicos; porque por ti empecé a llorar otra vez, después de tragarme tanto coraje y dolor.

59ee9de3f2d0467c8a35e61daa244bae

Gracias por darle un giro de ciento ochenta grados a mi vida, por hacerme cambiar de perspectiva y carácter, por quitar esa independencia que tuve desde pequeña con mis papas; por darme la necesidad de estar acompañada muchos días y por hacerme sentir insegura hasta en mi casa; de verdad, gracias por estar aquí conmigo porque a pesar de que todo se derrumbo, tú seguiste ahí y me llevaste a un lugar totalmente desconocido para mí, me llevaste con mi yo pequeño e inseguro que hacía tanto no recordaba.

Gracias por mantenerme alerta y provocarme miedo al manejar, por hacer que mis manos se resbalen del volante de vez en cuando y hacer que cada motociclista me ponga nerviosa.

Gracias porque por ti he aprendido a sentirme, a saber si es real o no lo que siento, por hacerme consciente de mis pensamientos y mis actos.

Gracias por tantas veces que me diste el valor para salir corriendo y darme taquicardia; por hacer que me bajara del avión y quitar mi orgullo para buscarlo. Gracias por reencontrarme por el cariño de mis papas, de mi familia; lo extrañaba.

Gracias por no dejarme ir a ver a mis abuelos, con eso si te estás luciendo.

A ti, mi querida amiga ansiedad… Te quiero, te valoro, te respeto y te aprecio, pero no sabes las ganas que tengo de que te vayas de mi vida.  Eso sí te lo agradeceré por siempre.


Publicación en CulturaColectiva

3 comentarios sobre “Mi mejor amiga

  1. Pingback: My best friend

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s